22 febrero 2008

Puntos sagrados

"Y pido yo a Dios que lo de a gustar a quien pensare que miento" (Santa Teresa de Ávila)

Hace más de mil años, los tántricos ya le dieron nombre: punto sagrado. Los sexólogos de hoy día lo llaman punto G. Algunos no creen en su existencia (algunos, no algunas). Las teorías se diversifican, pero algo saldrá. A la autora de esto no le pregunten
, pero entretanto aparece esto en la prensa de estos días, concretamente en La Vanguardia de hoy:

ULTIMA HORA (010308 22:20): La autora de esto ha tenido esta mañana una revelación que podría aclarar definitivamente el gran enigma del punto G. La autora ha declarado, según fuentes no reveladas, que posiblemente E. Janini, por más buena intención que le haya puesto a sus investigaciones, está errado en sus conclusiones. La autora ha informado, entre efusivos vítores a Karl Popper, que piensa ponerse en contacto con el Sr. Janini en la Universitá de l'Aquila (Italia) para colaborar altruisticamente en su investigación, aportándole datos que quizá resulten decisivos para acabar de una vez con este asunto en aras del bien común.

.

15 comentarios:

Verdurin dijo...

Raro me parece que un italiano haya descubierto cosa tal, pero si vosotras las mujeres lo decís yo me lo creo aunque por lo que llevo visto en esta vida yo creo que el punto G de estar en algun sitio debe estar en la oreja quiero decir en el oido de las mujeres: es por ahi por donde se penetra realmente en la sexualidad de las mujeres.

Ana di Zacco dijo...

Es curioso, Verdurin, que usted -que tanto sabe del cerebro- no hace mucho nos aleccionaba sobre la diferencia de grosor en el cuerpo calloso entre ellos y ellas, y ese supuesto descubrimiento tb remite a una diferencia de grosor.
Eso del oido tiene mucha gracia y posiblemente tenga usted razón: hay sonidos que hacen milagros...
Por cierto, hace años leí que se había provocado un orgasmo a una voluntaria mediante rayo láser; lo que no sé es de qué tipo era.

Verdurin dijo...

El grosor del cuerpo calloso en las mujeres es para compensar de otras cosas, piense usted en qué sería de la logorrea femenina con un cuerpo calloso delgado como el nuestro. Sobre lo del rayo laser no tengo ni idea pero estoy seguro de que estimulando adecuadamente un oido femenino son esperables cataclismos semajantes a la Perestroika.

Joseph Cartaphilus dijo...

Estas segura que lo del rayo laser ese no era una metáfora en plan trasverberación de Santa Teresa, mujer de punto g amplio y celestial?

En fin que se me va la cabeza.

Dichosas consonantes

Ana di Zacco dijo...

Vaya usted a saber, don Cartaphilus. Todo es posible...

Sintagma in Blue dijo...

O sea, que si no se entera una de nada, no es que el amante sea un petardo sino que no tiene punto G. Buena excusa.

;-)

Ana di Zacco dijo...

O sí que se entera, pero distinto :)

Dédalus dijo...

Yo, que me tengo en buen concepto, a veces pienso que tengo un punto G. O sea: un punto gilipollesco. Pero leyendo al Manolo Panini éste, que ya sale hablando de "mujeres capaces de tener un orgasmo vaginal", etc., etc., me siento lúcido y dichoso. Todos estos santurrones de la sexualidad de laboratorio, como San Masters, Santa Virginia Johnson, tu propio San Manolo Panini y etecé, mejor harían en liberar a los pobres humanos del yugo de las mediciones, los sondeos y la estúpida estadística. Sólo tendrían que callarse o, en todo caso, hablar de comunicación, cultivar actitudes, respetar, entregarse y se me ocurren cien verbos más. Pero no. ¿Tendremos todas que ser finalmente multiorgásmicas? ¿Y vaginales o, mejor, clitoricianas? Venga, va: Que dejen de tocarnos... el punto G.
Y a los tíos también, por cierto.

Un beso, Ana.

Bito dijo...

A causa de la pantalla de SLIDE no consigo leer bien tus post. Sólo he podido leer la primera mitad, entonces añadiré que muy bien explicada su ubicación pero que a mí, por favor, me haga un mapa.

Trenzas dijo...

Yo creo que también quiero un mapa
:DDD
Y digo "creo" porque si nací defectuosa y carente de "G", un mapa de nada me serviría, digo yo.
Hace un montón de años, Shere Hite, ya escribió un tratado muy gordo acerca de mapas y letras y estadísticas al hilo del tema.
Bueno, no sé chica. A mí tampoco me preguntes :)
Un abrazo grande, Ana.

maria ines mogaburu dijo...

Ana, un gusto haber encontrado tu blog, tiene todos los temas que me apasionan, bah, incluso màs, y muchìsimo màs de lo que conozco, asì que me voy a mandar unos cuantos atracones,otras tantas bacanales, en fin, a disfrutar a lo loca.

Ana di Zacco dijo...

Trenzas: el mapa topográfico hoy en día lo encuentras hasta en mappy.com :) pero te resumiré que está aprox a 3-4 cm de la entrada, según se entra, al Norte.

Bito: prueba IE y Mozilla, en uno de ambos debes verlo bien.

M. Inés: gracias enormes y seguimos :)

FRAC dijo...

Y luego dicen que las mujeres son malas con los mapas...

Ana di Zacco dijo...

El problema es que si ese sentido está "durmiendo" no percibe nada y por eso el punto parece huidizo. Sería como hablarle a un dormido, que no "oiría" nada, pero eso no significa que no tenga orejas :)
Para despertarlo, aparte del Tantra recomiendo libros especializados.

fdevalois dijo...

Bueno, si Superman obtenía sus poderes de la "zirconita verde"...¿por què no las mujeres han de encontrar el placer en el GPoint?.La fantasía,madre de las letras...Por lo demás,muy interesante tu Blog.Saludos