19 abril 2007

¿Se enamoran los átomos?


Un bonito día de primavera como hoy, un átomo de cloro (Cl) está dando un paseo y se cruza con un átomo de sodio (Na). Y entonces sienten ambos algo arrasador, algo mucho más fuerte que ellos mismos, no saben el qué pero sienten que se necesitan mútuamente: el meme de la creación y de la homeostasis surge en su sangre y se sienten atraídos por fuerzas inexplicables. Inexplicables para ellos, claro, pero no para nosotros, que hemos aprendido mucho de química y sabemos que, al parecer, algunos átomos tienen déficit de electrones (en la última capa, versión Bohr, en otro sitio indeterminado según versiones actualizadas, pero a los efectos de este post el dónde es irrelevante). Y otros átomos tienen, por el contrario, exceso de ellos.
La sal, el meme de la sal, el fruto de su unión quizá estaba ahí, sabiendo y acechando antes siquiera de que ellos eligieran la ruta de ese paseo. La sal se empeñó en ser creada y eligió a dos átomos cualquiera, les ubicó en el mismo boulevard el mismo día de primavera a la misma hora, y se fraguó a sí misma a través de ellos. Hay algo llamado en catalán “esperit de ví”; podríamos llamar "esperit de la sal” a eso que tampoco es la sal misma sino lo que es incluso antes de que ella sea: el deseo mismo de ser, una flecha apuntando a la inevitabilidad de la existencia. Y entonces los átomos dicen “nos hemos enamorado” y se hacen arrumacos bajo la Luna. En breve envían a todos sus parientes las invitaciones de la boda y -como ella ya estaba embarazada- casi enseguida dan a luz un niño al que bautizarán Cloruro de Sodio. El espíritu de la sal de la vida, la cristalización de tres fuerzas: lo solar, lo lunar, y el deseo. Ahí tampoco hay fronteras que valgan. Sólo un pequeño detalle a tener en cuenta: el cloro y el sodio ya no son, han perdido su identidad intrínseca en aras de la creación, se han transformado para alcanzar la perpetuidad a través de lo creado. Transformación e inmortalidad parecen ir necesariamente juntas.



Zifnab dijo...

Nunca volveré a ver la ensalada de la misma forma

A ver si lo encuentro y te mando un fragmento de la peli Adaptation donde tambén habla en términos románticos de la polinización, que no es sal pero es ciencia.

Se feliz