15 octubre 2007

Lenguaje y relatividad

"La verdadera revolución que trajo la teoría de Einstein fue el abandono de la idea de que (...) espacio y tiempo tenía un significado objetivo (...)

La teoría de la relatividad nos dice que (...) espacio y tiempo son sólo los elementos de un lenguaje que es utilizado por un observador para describir su medio ambiente."

Mendel Sachs, físico y discípulo de Einstein, también dijo esto:

"Como físico, yo sé que el observador y lo observado no están separados"


La autora del blog tiene el íntimo convencimiento de que los grandes (como Einstein), de que los grandes de verdad nunca van de nada, de que les delata su sencillez. Desean compartir su conocimiento con el mundo, con quien desee entender. Esta declaración de Mendel Sachs sugiere que la mente precisa de un lenguaje con que hacerse tangible, y que las coordenadas espacio-tiempo son, por decirlo así, el marco referencial de la lingüística a la que nuestra naturaleza se agarra cual a tabla ardiendo, una tabla de manifestación. Una idea nada compleja si se piensa bien, al alcance de cualquiera que utilice el lenguaje para verbalizar y hacerse presente con su discurso. Un discurso humano a más no poder, que precisa de un lugar (espacio) y un momento (tiempo) en que desgranarse.
.

13 comentarios:

FRAC dijo...

Personas grandes y sencillas que resultan increíbles, casi irreales en el caldo de vanidades que cuece nuestro pequeño mundo.
La autora de este blog que eres tú ha posteado un gran concepto, y la lectora que soy yo se alegra no sabes cuánto de leerlo.
Celebro que se divulguen ideas tan grandes y sencillas al alcance de cualquiera, aunque, lo mismo sucede con el arte abstracto, no cualquiera puede alcanzarlas.

Bravo por tu exposición.

(Leí el otro día un post que vapuleaba a Einstein, -peor todavía fue leer los comentarios-, y me quedé pensando en el daño que causa la arrogancia de ciertas actitudes)

Un abrazo

Escriptorum54 dijo...

Para los que no entendemos de ciencia (y de pocas cosas más) cuando un genio te explica en un lenguaje comprensible las maravillas y los prodigios que la ciencia encierra, es como un escalofrio. Lo entiendo, quiero decir, lo comprendo y me entusiasma.
Ese es el valor de los genios que son humanos, humildes. Y hacer llegar con sus palabras y gestos lo que más aman; su ciencia.

Hay mucho envidioso en el mundo.

Ana di Zacco dijo...

Yo tampoco entiendo gran cosa de ciencia ni de casi nada, Escriptorium. De hecho, cada vez entiendo de menos y menos y menos...:)
Abrazos plurales.

Trenzas dijo...

No puedo estar más de acuerdo con la autora del blog :)
Los grandes de verdad, no van de nada porque saben cuán limitado es lo que podemos llegar a comprender del universo que nos rodea.
Aplican el "sólo sé que no sé nada" precisamente por todo aquello que aún les queda por saber.
Y nadie es más sabio que el que continúa haciéndose preguntas que nadie más le hace y explicando, sin grandilocuencia, aquello para lo que creen haber encontrado una respuesta.
Me gusta como lo has dicho.
Un beso, Ana.

JeJo dijo...

Entonces ... dónde quedó la telepatía y transmisión de pensamiento de Tony Kamo ? ... eh ?

Ja ja ja ...

Sra. autora del Blog : muy interante el post. Como todo lo que Ud. publica.

Saludos.

Carz dijo...

Bueno, la imagen que se proyecta sobre ciertos personajes públicos no siempre se corresponde con la realidad completa del mismo.

En este enlace podrás ver que no es oro todo lo que reluce en lo referente a Einstein:
No todo es oro

Un abrazo.

Verdurin dijo...

Se ha dicho que Einstein era un genio pero nadie dijo que estuviera sano mentalmente, después de leer ese "contrato" que regulaba su relación con su esposa un psiquiatra diria dos cosas: una que era un judio y otra que era un neurotico obsesivo.

Sintagma in Blue dijo...

A alguien capaz de sintetizar una idea grande, se le perdonan sus otras faltas. A fin de cuentas, los demás hombres de su época eran más o menos igual a él y no aportaron nada a la humanidad.

Ana di Zacco dijo...

Digan que sí. Yo lo que espero es no ver nunca publicada una carta que escribí cuando estaba aún más neurótica que ahora y... Ahora que lo pienso, me voy ahora mismo a quemarla, porsia :)

quantum dijo...

Querida Ana,
El espaciotiempo puede ser un lenguaje, una dimensión lingüística con la que articulamos pensamiento e hipótesis. Y como tal lenguaje, nos libera y nos ata a la vez. Tan relativo podría ser todo que uno es hasta pájaro y jaula.
pero: estoy Absolutamente encantada con nuestro reencuentro.

Ana di Zacco dijo...

Gracias, Quantum, yo tb me alegro de tu regreso.
Sí, somos espejos y reflejos a la vez. Y estoy totalmente de acuerdo, pero totalmente, en que el lenguaje ata y libera simultáneamente, sí, desde luego.

Zifnab dijo...

El problema comienza cuando sean o no simples palabras te pones a pensar en ellas y una especie de desazón muy salada te nace en los pies y no muere en ningún sitio, que riete de orfanatos y demás parodias de miedo. A mi me entran sudores fríos, vete tu a saber por qué

Se feliz

Chan ta ta chan dijo...

Saludos sita Ana!!

Aqui le dejo un documental, que si no lo ha visto ya, está tardando!!

Se titula ¿y tú qué sabes?

Espero lo disfrute!