27 diciembre 2007

¿Fluoxetina o Freud?

Rubenfeld ha explorado la mente de los criminales de la mano de Freud después de haber combatido a la mafia italiana de Nueva York. Me explica que la buena literatura - algo que Freud también intuyó- puede ser tan reveladora e incluso terapéutica como muchas pastillas. Los problemas de la mente pueden abordarse con palabras y trato humano, que también moldean el cerebro, o directamente con sustancias químicas. La psiquiatría lleva un siglo dudando si curan más las pastillas o las palabras y en los últimos años, tras la caída en desgracia del psicoanálisis, parecía que las píldoras estaban ganando la batalla. Rubenfeld, con un excelente relato, vuelve ahora a apostar por palabras que curan.”

(Jed Rubenfeld, autor de La interpretación de un asesinato, La Contra de hoy)

9 comentarios:

Miquelkas dijo...

Bienvenida de nuevo al mundo de los terrenales Doña Ana:
Es triste pensar que hay personas con las que no sirve ningún tipo de tratamiento con sustancias químicas, y mucho menos con palabras o tratamiento humano, a veces hay que darse por vencido, sin renunciar a la
razón y a los principios de uno mismo.


Bones festes.

Miquelkas

Verdurin dijo...

Excelente novela y muy entretenida, es necesario sin embargo haber leido antes el caso Dora de Freud. Pues en realidad la novela gira alrededor de Nora Acton un alter-ego de Ida Bauer (la Dora freudiana) y existe un paralelismo entre ambas.
Vidas paralelas.

Joseph Cartaphilus dijo...

Si me recomiendas al tal Rubenfeld me animo.

Quizás si que sean las palabras las que curen. Quizás

Dichoso quizás

Ana di Zacco dijo...

Náufrago: si lo recomienda el Sr. Verdurín, que es un experto en freudianismo, considéralo recomendado. Yo aún no lo he leido.

Gabriel dijo...

nia palabras ni pastillas te diría yo,,,,,,,y ser sin preguntas,es la mejor manera de ser

FRAC dijo...

El poder de las palabras, tan ambiguas ellas; a veces tan claras, otras veces tan oscuras...
De todas formas, yo sí creo en la terapia de la literatura. Por aquello de que hace más habitable este planeta.
Tomo nota del libro que comentas.

Ana, te deseo un buen año 2008, en el que espero compartir muuuchos posts contigo!
Una abraçada
.

Sintagma in Blue dijo...

Si las palabras matan también deberían curar.

;-)

Besos

quantum dijo...

La fuerza de la palabra, ¿cuántos titanes harían falta para igualarla?

Cuánto tiempo, Ana, pero llego, siempre vengo a tus palabras: que (te lo digo siempre)son trozos de tanto.

Que tengas un 2008 espléndido.

Un abrazo y fuerte. Y sigamos.

neurotransmisores dijo...

Las mismas palabras tienen fuerza para unos si y para otros no.